Conectarse a una red WiFi pública: riesgos de seguridad y cómo navegar de forma segura

Conectarse a una red WiFi pública: riesgos de seguridad y cómo navegar de forma segura

redes públicas

Conectarse a una red WiFi pública: riesgos de seguridad y cómo navegar de forma segura

redes públicas

Conectarse a una red pública de WiFi suele ser muy conveniente, especialmente cuando estás fuera de casa o no funcionan los datos móviles. Sin embargo, estas redes a menudo implican riesgos que no deben ser ignorados. Si te preocupa tu seguridad digital y buscas consejos sobre cómo protegerte al conectarte a una red pública, este artículo es para ti.

Aquí exploraré los riesgos asociados con el uso de redes WiFi públicas y te proporcionaré consejos prácticos y efectivos para proteger tus datos y tu privacidad a la hora de navegar por internet. No te lo pierdas.

Riesgos de conectarse a una red WiFi pública

Conectar a una red WiFi pública, como las que se encuentran en aeropuertos, una cafetería o centros comerciales es muy habitual, sobre todo cuando estás de viaje y necesitas internet gratis para navegar. Sin embargo, al abrir tu dispositivo en este tipo de red Wi-Fi, te expones a riesgos. Estas redes públicas carecen de las medidas de seguridad robustas que se encuentran en las redes privadas, haciéndolas vulnerables a varios peligros cibernéticos.

¿Es seguro conectarse a redes WiFi públicas?

La seguridad en las redes WiFi públicas debería preocuparte. A diferencia de las redes privadas, donde el acceso suele estar protegido por contraseñas fuertes y cifrado, las redes públicas son accesibles para cualquier persona dentro del rango de conexión. Esto las hace susceptibles a ataques cibernéticos.

Uno de los riesgos más comunes es el ataque «Man-in-the-Middle» (MitM), donde un hacker intercepta la comunicación entre tu dispositivo y el punto de acceso a internet. Esto permite al atacante acceder a la información que envías o recibes, como contraseñas y datos de tarjetas de crédito.

Otro problema es la creación de redes WiFi falsas. Los ciberdelincuentes configuran un punto de acceso o puntos de conexión WiFi con el nombre similar al de una red legítima para engañarte y hacer que te conectes a ella. Una vez estás conectado a la red falsa, el atacante puede monitorear tu tráfico de internet, obtener tus datos de acceso a cuentas o intentar instalar malware en tu dispositivo. Y no, no sirve de nada la navegación de incógnito.

Malware y amenazas a la información personal

Las redes WiFi públicas son un caldo de cultivo para el malware. Si un dispositivo infectado se conecta a la red, existe el riesgo de que el malware se propague a otros dispositivos conectados. Además, los ciberdelincuentes usan la red para distribuir malware, aprovechando las vulnerabilidades de seguridad en los dispositivos conectados.

El malware lo encontramos de varias formas, desde software que registra tus pulsaciones de teclado (keyloggers) hasta programas que acceden a tu cámara o micrófono sin tu conocimiento. Estos programas maliciosos y aplicaciones dañinas roban información personal, como detalles de cuentas bancarias, contraseñas y otros datos sensibles.

Además, la falta de cifrado en muchas redes WiFi públicas significa que tu información de tarjetas de crédito o personal es fácilmente accesible para los hackers. Incluso actividades simples como iniciar sesión en tu correo electrónico o redes sociales te exponen a riesgos si la conexión no está cifrada.

Cómo identificar redes públicas seguras

redes privadas y publicas

Al conectarse a una red WiFi pública, es crucial poder discernir si la red es segura para minimizar los riesgos de seguridad. Aunque ninguna red pública se considera completamente segura, hay ciertos indicadores que te ayudarán a identificar aquellas que tienen mayores medidas de seguridad.

El papel del cifrado en la seguridad de la red

El cifrado es una de las herramientas de seguridad más importantes en cualquier red, especialmente en las públicas. Actúa como una barrera de protección, codificando los datos que se transmiten entre tu dispositivo y el servidor de la red, lo que hace que sea mucho más difícil para los ciberdelincuentes interceptar y comprender esta información.

Cuando te conectas a una red WiFi, busca indicadores de cifrado:

  • Una señal clara es la presencia de un protocolo de seguridad como WPA y WPA2 o WPA3. Estos protocolos cifran la información que se envía a través de la red, protegiendo tus datos de posibles interceptaciones.
  • Otra forma de verificar el cifrado es a través de la URL del sitio web que estás visitando. La mayoría de los sitios web utilizan el protocolo «https» en lugar de solo «http». Busca las letras «https» al principio de la dirección web. El «s» al final indica que el sitio utiliza un protocolo de seguridad llamado SSL/TLS, que cifra los datos enviados entre tu navegador y el sitio web, asegurando que tu información permanezca privada.
  • Algunos navegadores muestran un icono de candado en la barra de direcciones cuando visitas un sitio seguro. Al hacer clic en este candado, puedes obtener más información sobre la seguridad y los certificados del sitio. Sin embargo, es importante recordar que aunque un sitio web utilice https, esto no garantiza que la red WiFi en sí sea segura.

Consejos para una conexión segura a redes WiFi

redes wifi abiertas

Cuando se trata de poder acceder a una red Wi-Fi pública, es importante ser consciente de los riesgos que conlleva. Las redes Wi-Fi públicas son muy útiles, pero también exponen tus datos a posibles amenazas de seguridad. En muchos casos, compartir datos del móvil al ordenador es la opción más segura.

A continuación, te proporciono recomendaciones clave para proteger tu conexión:

Uso de VPN para proteger tus datos en Android y iPhone

Una de las medidas de protección más efectivas al utilizar redes WiFi públicas es el uso de una Red Privada Virtual (VPN). Una VPN crea un túnel seguro entre tu dispositivo y el servidor de Internet, cifrando todos los datos que envías y recibes. Esto es particularmente útil en redes públicas, ya que incluso si un ciberdelincuente logra interceptar tu conexión, la información que obtiene estará encriptada y, por lo tanto, inútil para él. Eso sí, aquí unos consejos de mi parte:

  • Es vital elegir un proveedor de VPN con una sólida reputación de seguridad y privacidad. Busca servicios que ofrezcan cifrado de grado militar, una política estricta de no registro y una amplia red de servidores.
  • Las VPN están disponibles tanto para teléfonos Android y iPhone. Puedes descargarla desde la tienda de aplicaciones correspondiente y seguir las instrucciones para configurarla. Asegúrate de otorgar los permisos necesarios para que funcione correctamente.
  • Muchas ofrecen una función para que se conecte automáticamente al acceder a redes WiFi públicas. Esto garantiza que tu dispositivo siempre esté protegido sin necesidad de que recuerdes activar la VPN manualmente cada vez que te conectes a una red pública.
  • Algunas permiten seleccionar el país o la ciudad del servidor al que te conectas. Si bien la conexión a un servidor cercano generalmente ofrece una mejor velocidad, quizá necesites conectarte a un servidor en un país específico para acceder a contenido geográficamente restringido.
  • Manténla actualizada para asegurarte de tener las últimas mejoras de seguridad y rendimiento. Las actualizaciones regulares protegen contra vulnerabilidades recientemente descubiertas. Aquí te explicamos cómo actualizar apps en Android y cómo se actualizan apps en iOS.

La importancia de contraseñas fuertes

En el mundo digital de hoy, donde la seguridad en línea es primordial, subestimar el poder de una contraseña fuerte es un error común, pero peligroso. Las contraseñas actúan como la primera línea de defensa para proteger tu información personal y, cuando se trata de usar redes WiFi públicas, su importancia se magnifica.

  • Una contraseña robusta es un escudo contra accesos no autorizados. Una contraseña débil es como una puerta abierta para hackers. En cambio, un password fuerte, que combina letras, números y símbolos, es la barrera que impide el acceso a tus datos sensibles y a una gran cantidad de información.
  • ¿Cómo crear contraseñas fuertes? Piensa en una contraseña como una receta secreta. Debe ser única y compleja. Evita fechas de nacimiento, nombres de mascotas o secuencias frecuentes como «123456». En cambio, opta por combinaciones aleatorias y cambia tus contraseñas regularmente.
  • Dado que recordar una variedad de contraseñas complicadas es complicado, el uso de un gestor de contraseñas es una solución inteligente. Estas herramientas no solo almacenan tus contraseñas de forma segura, sino que también generan contraseñas fuertes y únicas para cada cuenta
  • Además de una contraseña robusta, activar la autenticación de dos factores añade otra capa de seguridad. Incluso si un ciberdelincuente descubre tu contraseña, sin el segundo factor, como un mensaje de texto o una aplicación de autenticación, no podrá acceder a tu cuenta. Te animo a leer nuestro post sobre cómo funciona Google Authenticator.

Actualizaciones de seguridad para dispositivos y navegadores

Los riesgos de las redes abiertas son muchos, siendo el robo de datos uno de los más alarmantes. Para combatir esto, una práctica esencial es mantener tus dispositivos y navegadores actualizados con las últimas actualizaciones de seguridad. Veamos por qué esto es crucial y cómo implementarlo efectivamente.

  • Los fabricantes de dispositivos y los desarrolladores de navegadores lanzan regularmente actualizaciones que incluyen parches de seguridad. Estos parches son respuestas directas a las vulnerabilidades recién descubiertas que los ciberdelincuentes podrían explotar, especialmente a la hora de conectarse a redes WiFi públicas.
  • Al estar actualizado, reduces significativamente el riesgo de que tus datos personales sean comprometidos. Las actualizaciones de seguridad a menudo contienen mejoras que protegen contra los métodos más recientes de robo de datos, incluyendo el fortalecimiento de las defensas contra software malicioso y ataques de phishing.
  • Para asegurarte de que no te pierdas ninguna actualización crítica, activa las actualizaciones automáticas en tus dispositivos y navegadores. Esto garantiza que siempre estés ejecutando la versión más segura del software, sin tener que recordar manualmente buscar y aplicar actualizaciones.
  • A pesar de tener activadas las actualizaciones automáticas, es una buena práctica revisar manualmente de vez en cuando. Esto es particularmente importante si has aplazado una actualización automática o si usas un dispositivo o navegador que no se actualiza con frecuencia.

Reconocimiento y reporte de actividades sospechosas

Al publicar información en línea, cómo conectarse de manera segura a internet es una preocupación constante, especialmente al acceder a una red WiFi pública. Estas redes, por su naturaleza abierta y accesible, son susceptibles a estafas y ataques de malware. Es crucial entender el tipo de protección que necesitas para navegar de forma segura.

El reconocimiento y reporte de actividades sospechosas es vital cuando se navega a través de una red WiFi pública. Las redes públicas ofrecen una plataforma conveniente para los ciberdelincuentes.

  • Identificación de señales de alerta, como solicitudes inesperadas de información personal, páginas de inicio de sesión que parecen diferentes a lo habitual o la aparición repentina de software o aplicaciones desconocidas en tu dispositivo.
  • Instala y utiliza herramientas de seguridad como firewalls y antivirus. Estos detectan y bloquean actividades sospechosas, alertándote sobre posibles amenazas.
  • Si detectas algo inusual al conectarte a una red WiFi pública, es importante reportarlo. Esto podría ser a la entidad que administra la red (como un café o una biblioteca) o, en casos más graves, a las autoridades pertinentes. Reportar incidentes no solo te protege, sino que también previene que otros usuarios de la red sean víctimas.
  • Informarse sobre las últimas tácticas utilizadas por ciberdelincuentes y compartir esta información con amigos y familiares también es una forma efectiva de protegerse. La conciencia y la educación son herramientas poderosas en la lucha contra el crimen cibernético.

Informarse y tomar las precauciones adecuadas son clave para mantenerse seguro al usar una red pública. Si tienes experiencias o consejos adicionales sobre la seguridad en redes WiFi públicas, no dudes en dejarlos en los comentarios. Y si este artículo te ha sido útil, compártelo con amigos y familiares para ayudarlos a protegerse también.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: ¿Qué te ha parecido el artículo?